Última hora:
Inicio / Opinión / Captura del Chapo, el psicosocial de EPN

Captura del Chapo, el psicosocial de EPN

 

José Luis Castillejos
José Luis Castillejos

Por José Luis Castillejos Ambrocio

El gobierno de Enrique Peña Nieto se ha especializado, en los últimos meses, en campañas psicosociales para desviar la opinión pública de la crisis económica y política que vive México. La captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loaera en Los Mochis le viene bien en estos momentos.

Hay una versión contradictoria. Según datos oficiales el capo del narcotráfico fue capturado en un motel de Los Mochis. Algo no concuerda: la ropa mugrosa, la mirada perdida, los rasguños en el brazo izquierdo y el rostro con semi-barba del jefe del Cartel de Sinaloa con la ordenada cama de sábana café, la cálida luz del cuarto y la carta-menú que sobresale en la mesa de noche. Nada está alterado. Ni el cuadro de una “encuera-triz”.

Dentro de la habitación hay la imagen de una mujer semi-desnuda y según versiones en redes sociales sería la imagen de la ahora Primera Dama de la Nación, Angélica Rivera, quien se dejó retratar en pocas ropas cuando fue actriz de telenovelas en la cadena Televisa. Eso, para muchos, es un mensaje subliminal del Chapo al gobierno de Enrique Peña Nieto de que no se metan con su familia porque, entonces, el revira cualquier ataque desde donde se encuentre, ya que maneja los hilos del poder del narcotráfico.

La playera, que en algún momento fue blanca, con la que es mostrado El Capo pareciera que fue revolcada en el hollín de algún horno o asador de carne pues la tierra no es tan negra. Más bien parece grasa de carro. Seguramente se la pusieron tras ser embadurnada, porque si el narcotraficante se hubiera revolcado o hubiera sido arrastrado o si se hubiera enfrentado a las fuerzas del orden estuviera golpeado, y presentara heridas o la ropa desgarrada.

No concuerda la versión oficial con la realidad ya que si estaba dentro de un hotel es más que obvio que estaría rasurado, relajado, limpio. Nada de eso.

En otra foto, cuando ya es trasladado, se ve al Chapo tocándose la barbilla, serio, pero no preocupado. Su cabeza inclinada hacia atrás revela fuerza, altivez, mientras que su hombre de confianza Orso Iván Gastélum, “El Cholo Iván”, que estuvo en el operativo, registrado la madrugada de hoy en Los Mochis, Sinaloa, se ve preocupado. Sabe que le esperan difíciles días de interrogatorio en manos de la inteligencia mexicana, y de miembros de la Secretaría de Marina, donde no lo tratarán con guantes blancos ni será un interrogatorio fácil.

De la fotografía del Chapo en su habitación se desprende que recibía luz solar. Tiene a la altura del cuello más rojo, producto del sol, que el resto de sus blanquecinos brazos. Sólo él y sus captores saben en realidad si es que hubo tal combate, si es que se resistió o si decidió entregarse frente al acoso de que venía siendo objeto.

Las campañas psicosociales, para desviar la atención pública, no son privativas de México y menos nuevas. Son planeadas por expertos en inteligencia militar y sirve para distraer la opinión pública.

El gobierno de Peña Nieto utiliza esta propaganda para reforzar la imagen de un gobierno que lucha contra el narcotráfico con lo cual se quiere alejar de la visión se difunde profusamente en las redes sociales de que jefatura un gobierno poco eficiente, deshonesto, corrupto.

“Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”: EPN, tuiteó, el presidente de México, Enrique Peña Nieto al referirse a la captura del líder del cártel de Sinaloa. Expresó su reconocimiento al Gabinete de Seguridad del Gobierno de la República por este importante logro en favor del Estado de Derecho en México.

Joaquín El Chapo Guzmán fue detenido o mostrado a la prensa –según la versión oficial- por elementos de la Policía Federal en un motel de Los Mochis, Sinaloa, en un operativo en coordinación con la Marina, Armada de México.

Durante los hechos se reportó un enfrentamiento en Los Mochis, en el que murieron cinco personas y seis más fueron detenidas. La Marina dedicó esfuerzos a la búsqueda del capo en el denominado triángulo dorado de la droga en México, en la frontera común de Sinaloa, Durango y Chihuahua.

El detenido fue apresado luego de que se fugara el 11 de julio del 2015 tras ser apresado el 22 de febrero de 2014. El huyó de un penal del Altiplano con respaldo de autoridades corruptas. Hoy, se espera, purgará una larga condena por delitos contra la salud, conspiración, crímenes, corrupción, tráfico de drogas, lavado de activos, entre otros.

joseluiscastillejos@gmail.com

@jlcastillejos

 

Acerca de Jose Luis Castillejos

Compruebe también

Infonavit

Supuesta corrupción en Infonavit Chiapas

La Dirección General del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT) ...

Un comentario

  1. Carlos Alberto Vila Serrano

    Buen reportaje de la captura del Chapo. Felicidades Jose Luis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR